Sal especial piscina y spa

Sal marina indicada para la cloración salina y descalcificación de piscinas. También para uso en instalaciones de spa, tanto domésticas como profesionales.

Formato: Sacos de 25Kg (Pedido mínimo 20 sacos)

Precios: A partir de 5 Euros por saco, entrega incluida.

Comprar sal especial para piscinas y SPA:

Whatsapp: Whatsapp Servisal

Teléfono: 977540290

Email: marc@servisal.es

Categorías: Sal, Sal Gema, Sal para piscinas

Ventajas de las piscinas de sal

Los puntos más significativos de las piscinas de sal son los siguientes:

 

  • No se producen irritaciones de los ojos
  • No resecan tanto la piel
  • No producen ningún tipo de olor, por lo que esta diferencia se aprecia incluso más en piscinas climatizadas cerradas.

A parte de los tres puntos anteriores, que son los que se aprecian de forma más rápida, cabe destacar los beneficios del agua salada para dolores musculares, articulares o reumatoides. Así como la recuperación de lesiones y la recuperación muscular tras realizar ejercicio.

Una vez instalado el sistema de cloración salina, su mantenimiento es muy simple:

 

  • Añadir sal cuando nos lo indique a través del LED de aviso ( con 2 veces a lo largo de todo el veranos suele ser suficiente)
  • Revisar el nivel de ácido del depósito que se instala junto al equipo.
  • Todo lo demás se realiza de forma automática, el cloro se va generando cuando la sal pasa a través del clorador salino, y el PH queda totalmente controlado con el regulador de ácido.

Respecto al sabor del agua, no hay que preocuparse ya que el porcentaje es muy inferior a la salinidad del agua del mar ( 0.5% de concentración).

 

Cambiar piscina de cloro a sal

La gran preocupación con respecto a esta consulta siempre es saber si se podrá aprovechar la antigua instalación de la piscina de cloro. Rotundamente si, todos los componentes de la piscina convencional nos van a servir para la piscina de cloración salina, solamente debemos añadir dos elementos nuevos:

 

  • Clorador salino
  • Dosificador de ácido

Hablando en términos de una piscina particular de entre 50.000 y 100.000 litros el clorador salino es un elemento que va anclado a la pared en forma de caja rectangular que puede medir entre 25 y 45cm + la célula que va intercalada en la tubería.

El dosificador de ácido por su parte es una caja rectangular de entre 15 y 25 cm + la bomba de dosificación que es muy reducida y succiona el ácido directamente de la botella.

 

Como calcular la sal que necesita una piscina

 

Sal piscinas

Para añadir correctamente la cantidad de sal necesaria hay varios sistemas, pero el más fácil siempre será calcular los kilos de sal por metro cúbico de una piscina.

Así pues, conociendo los metros de contorno de la piscina calculamos la superficie de la misma y este valor debe ser multiplicado de por la profundidad media de la piscina. Como resultado tendremos el volumen de nuestra piscina en metros cúbicos.

La cantidad de sal necesaria va a ser 5kg de sal por metro cúbico de agua.

 

Cómo funciona una piscina de sal

Básicamente consta de dos electrodos sumergidos en agua salada, se genera una corriente eléctrica continua entre ellos que a su vez forma un campo eléctrico.

Por efecto de la electrolisis generada, la sal disuelta en agua se transforma en hipoclorito sódico disuelto en agua, el cuál actúa como desinfectante.

 

En Servisal puede comprar sal para piscinas.

 

Sacos de sal para piscinas

Disponemos de sal especial para piscinas y spa en formato de sacos de 25Kg. Debe hacer un pedido mínimo de 20 sacos.

Para contactar con nosotros, puede hacerlo: